Resiliencia

La adversidad es parte de la vida. Resiliencia es la inefable capacidad que le permite a ciertas personas anteponerse a las distintas adversidades que se les presentan en la vida diaria. Permite desarrollar conductas positivas ante el estrés, las amenazas o algún conflicto. En su libro “Resiliencia” los autores Andrew Zolli y Ann Healy definen a la resiliencia como la capacidad de un sistema, empresa o persona para mantener su propósito central e integridad ante un cambio dramático de circunstancias.

 

Más allá de dejarse vencer por el fracaso o las dificultades, las personas resilientes siempre encuentran una forma de “renacer desde las cenizas”. Algunos psicólogos, han identificado ciertos factores que hacen a una persona resiliente; por ejemplo, el optimismo, una actitud positiva ante la vida, la habilidad para regular las emociones y la capacidad para entender el fracaso como una consecuencia del aprendizaje.

 

Las personas resilientes suelen tener buena confianza en sí mismos, toman riesgos de manera inteligente, tiene un fuerte deseo por aprender y son capaces de emplear recursos sociales, físicos y psicológicos para mantener su bienestar. Lo que aún no se sabe, es si una persona con estas características se hace más resiliente de manera inconsciente o si ser conscientemente resiliente resulta en el desarrollo inconsciente de estas habilidades.