El arte ha sido un elemento esencial en este recorrido de reconciliación en las comunidades colombianas y, poco a poco han surgido jóvenes en los diferentes territorios de implementación del proyecto, dedicados a construir paz en sus territorios desde su quehacer artístico: la fotografía. En este capítulo converge el talento del Pacífico chocoano y del Caribe con la cordillera de los Andes. Sin duda alguna, en cada rincón de Colombia hay jóvenes artistas con la voluntad y motivación de trabajar por sus comunidades y contribuir al logro de una paz sostenible.